19/04/2017 Invisibles: Rostros en un espejo roto


Hay niños que, por diferentes cuestiones, son víctimas de maltrato físico o psicológico por parte de sus propios compañeros. Este maltrato viene facultado por conductas como la discriminación, la coacción, la homofobia, así como por dispares maneras de violencia.
Acanae e una Asociación de Santa Cruz de Tenerife cuyo principal objetivo es la prevención del acoso escolar. Una de sus últimas actividades ha sido la publicación de una antología con relatos sobre bullying y ciberbullying. Relatos de autores como Andrea Tomé, Melanie Rostock, Érika Gael, Merche Diolch, Elena Castillo Castro, Ines Díaz Arriero, Dani Padilla, Paula de Vera, Paula Gallego, Tania López Parra, Raquel Silva y Lorena Martín, presidenta de Acanae. La antología se completa con la poesía urbana de @srtabebi y un cuento de Elizabeth López Caballero. Cabe destacar en la misma la labor de maquetación y portada realizada por H Kramer.
Dos motivos me llenan de satisfacción: colaborar con un relato, aportando mi granito de arena, y compartir con mi hija Raquel la participación en la antología.
Las ventas serán destinadas íntegramente a la asociación Acanae para la lucha contra el acoso escolar en Canarias. Desde el día de ayer se puede comprar, tanto en formato físico como digital, en Amazon.
Se puede acceder desde el siguiente enlace Compra el libro aquí




spacer

Giannina Milagro Santiago Bastida (Venezuela)


Giannina Milagro Santiago                  Venezuela


 G. M. Santiago (6 mayo 1990, Maracay – Venezuela) escritora y poetisa, la mayor de dos  hermanas, egresada de Ingeniera Geofísica de la ilustre Universidad Central de Venezuela. Autora del Blog “Conversaciones con mi puta triste”, los poemarios “Amores, dolores y el mundo”, “La vida en verso” y los escritos “De luz y oscuridad” y “Frase Adicta”. Fundadora de la página en Facebook G M Santiago.






Creces y ahora te gustan las películas donde no hay un feliz para siempre, porque siempre es mucha palabra y feliz no es tan emocionante, teniendo tanto de donde escoger.

¿En qué momento de tu vida decidiste que ibas a ser escritora?
Desde pequeña me apasionó crear, al principio escribía cosas que quería cantar, pero mi pasión por escribir nació a partir de mi pasión por leer. Cuando me encontraba en la universidad -cursando estudios de ingeniería- empecé a comprar libros, arrastrada por la moda, mi primer libro adquirido fue Crepúsculo. Aunque no fue el primero que leí, antes de este sólo textos académicos y me había topado a los 10 años con uno de Stephen King, titulado Ojos de Fuego, que justamente estaba usando para arrancarle las páginas, era de mi madre, no supe el final porque ya había masacrado las últimas hojas, después no me interesó. Realmente antes de leer Crepúsculo no tenía un buen hábito de lectura, mi padre nunca me inculcó el amor por la palabra escrita y mi madre que falleció cuando yo tenía 8 años, al parecer no lo hizo tampoco. Entonces ese amor surgió en la universidad y porque quería estar al día en las conversaciones de mis conocidos, sin embargo luego de Crepúsculo busqué más y más y hoy tengo una nutrida biblioteca…  Debo decir que aunque suene extraño mi amor por la escritura nació así, por leer la Saga Crepúsculo, después me encontraba en los rincones garabateando en un cuadernito, me invente mundos y descubrí eso que tanto buscaba, mi vocación.

¿Con qué te sientes más cómoda, con la prosa o la poesía?
Si hablamos de la poesía en verso y con métrica, si se usa ese concepto de poesía, entonces sin duda me siento más cómoda con la prosa. No me gustan las normas rígidas a la hora de escribir, las únicas que uso son aquellas necesarias para el buen entendimiento del textos -reglas gramaticales- del resto le doy libertad absoluta a mis sentimientos, mi imaginación, mis dedos para que escriban. No me gusta andar contando sílabas o complicándome la existencia por ver que palabra rima. Para mí escribir es sentir y escribo lo que siento, eso que me conmueve. Creo que todo responde a que en ingeniería conté bastante y viví en un cuadrado. Como escritora, quiero libertad, ser una masa amorfa.

¿Por qué y para qué escribe G. M. Santiago?
Hace mucho, incluso antes de pensarlo, la respuesta a esa pregunta me la dio un libro de Isabel Allende, justo al final rezaba: “En el lento ejercicio de la escritura he lidiado con mis demonios y obsesiones, he explorado los rincones de la memoria, he rescatado historias y personajes del olvido, me he robado las vidas ajenas y con toda esa materia prima he construido un sitio que llamo mi patria. De allí soy”… Por eso escribo, porque cada vez que escribo estoy en el lugar donde quiero estar, mi íntimo hogar, ese lugar de donde soy. Para qué escribo, bueno para darle voz a mi alma y para que otras almas que no tienen el don de combinar palabras puedan expresarse a través de mi arte. Escribo porque quiero inspirar, conmover, consolar y entretener. Escribo para mí y para el mundo.

¿Qué autores han podido influenciar de alguna manera en tu forma de escribir?
Soy amante de la poesía de Mario Benedetti, de la literatura gótica de Anne Rice, de la fantasía de J. R. R. Tolkien y de las variadas historias de Isabel Allende. Cada uno ha aportado de su estilo algo a mi estilo propio de escritura. Para mí la lectura fue el punto de partida, gracias a ella soy quien soy, como persona y como escritora.

Tú trayectoria como escritora te ha llevado a coexistir en la Red con algunos escritores. ¿Qué piensas de esta manera de entender la prosa o la poesía?
Los escritores de esta era tecnológica estamos bendecidos, la Red ofrece un mundo sin fronteras, da en bandeja de plata lo mejor y peor de la sociedad. Le brinda al escritor numerosas posibilidades para darse a conocer, para que otros lo lleguen a leer. Un escritor no es un escritor únicamente por escribir, un escritor se hace a sí mismo cuando otros, así sea una mínima fracción, lo lee. Del mismo modo el lector hoy por hoy tiene una amplia gama de posibilidades a la hora de escoger una lectura que se adapte a sus gustos.
En mis inicios en las letras pertenecí a un grupo de escritores donde aprendí mucho. Como escritora autodidacta la Red me ha servido de Alma Mater. He conocido a varios escritores y pues también leído muchos trabajos, los cuales me han inspirado en el día a día, tanto en lo personal como en mi vocación de escribir.  


¿Qué es “http://conversacionesconmpt.blogspot.com.es"?
Mi Blog empezó una mañana de junio cuando haciendo limpieza de la computadora me di cuenta que tenía variados escritos sueltos. Muchos me parecieron buen material y los mejoré. Luego me puse a pensar que era un tanto injusto para esas palabras volver únicamente a ocupar un espacio en el pendrive, así que le di vida a “Conversaciones con mi puta triste”. La esencia de este espacio está en el eslogan “Un rincón para el desahogo mental. Un rincón para entretenerse leyendo sobre el mundo”… De eso se trata, un sitio donde me desahogo y la gente puede leer eso que pienso, siento y reflexiono, que a veces puede ser lo que otros también piensan, sienten y reflexionan. 
Lo bautice como “Conversaciones con mi puta triste”, porque va dirigido a cualquier persona sin importar su ideología, creencia, sólo debe estar dispuesta a descubrir otras formas de pensar y ver la existencia. Por eso uso la palabra puta porque este tipo de personas a lo largo de la historia ha sido discriminada, entonces es la manera de decir, no me importa que seas puta igual puedo charlar contigo y entender tú por qué, es mi llamado a la tolerancia (casualidad que al final sonará como el libro de Gabo).
Realmente todos los sitios de G. M. Santiago vieron luz por mi deseo de que por lo menos un par de personas leyera lo que había creado, inventado o simplemente explicado de forma entretenida y con agradables palabras.


¿Qué nuevos proyectos tienes en mente?
Seguir explorando y explotando las oportunidades de compartir mi trabajo, escribir para mí es mi todo y como dije anteriormente es mi patria. Tengo muchas cosas en mente, nuevas historias, nuevos proyectos (publicar un libro), creo que tengo material para largo rato. 

¿Tienes alguna manía a la hora de escribir, alguna rutina establecida o te dejas llevar por la inspiración del momento?
Generalmente tengo “ataques artísticos” (hurté esta expresión de un programa infantil). No obstante tengo una rutina, como buen ingeniero, soy un poco, “bastante”, organizada, defecto que me quedo. Así que acostumbro a dedicar las mañanas a trabajar en algún escrito dejado a media (en momentos de inspiración), un nuevo escrito (para no perder la costumbre y seguir puliéndome), organizar las cosas de mi página, Blog y darle una chequeada a mis redes sociales. Después del almuerzo me vuelvo un manojo de pesadez y en esos momentos rara vez me dedico a escribir. Cuando me voy a sentar a corregir o a armar las publicaciones del Blog, momentos donde necesito mucha creatividad y bastante lucidez para no pelar errores ortográficos, opto por tener a la mano una taza de delicioso café. Aunque generalmente, creo que es lo común en los escritores, sufro de prolongados periodos de vacaciones y duro tiempo sin escribir nada nuevo y uso las reservas para practicar mi estilo y mantenerme siempre ocupada en algo. 
¿Qué nos dicen tus escritos de Giannina?
Mis escritos son las palabras de mi alma, son lo que Gia piensa y siente. Es aquello que veo, el cómo lo veo, cómo quisiera verlo. Son mis sueños y fantasías, son mensajes y aprendizajes que quiero compartir y los comparto de forma entretenida a través del uso de la palabra. La escritura refleja mucho de mi vida, mis errores, desaciertos, frustraciones, pasiones, experiencias y logros. Es lo mejor de mí para el mundo, por eso al compartir algo empiezo con la palabra “Namaste” (Lo divino en mí se inclina ante lo divino que hay en ti).

¿Qué le dirías a alguien que se inicia en el camino de la escritura?
El mundo está ahí para ser explorado, existen infinitas posibilidades, aprovéchate de una. No dejes que el mundo sea el único que pegue mordisco, guerrea y quítale también unos pedazos, recuerda que la fuerza siempre te acompaña.
Ser escritor es un don muy bonito, pero antes de ser un buen escritor conviértete en un buen lector (sabio consejo de Borges). No escribas con la convicción de ser rico y famoso, escribe porque te es necesario como respirar y te da placer como ver el amanecer o estar abrazado a la persona que amas en una mañana de domingo. 
Renuévate cada día, no te apegues y cuando debas borrar, borra, sé tu mejor critico. Tú creas tus propios límites y eres el que controla el poder y rendirse.










spacer